A los valientes.

Julio de 2020, vacaciones post- pandemia. Escribo desde una hamaca en el jardín de alguna casa en algún punto de la geografía española. Escribo porque este mes es mi turno. Estoy perezosa y llevo una semana chapurreando ideas en esta hoja sin saber muy bien sobre qué quiero hablar. Me sigue pasando. Aún no tengo claro de lo que va a ir este texto. Probablemente sea una entrada corta.

Mientras tecleo, escucho ‘’Exile’’ de Taylor Swifft y Bon Iver en bucle. Acabo de descubrirla. Si os apetece, os invito a que os la pongáis mientras leéis estas líneas. Creo que la canción refleja muy bien cómo estoy ahora. De fondo, justo detrás de la música, escucho a mi familia, hablando y riendo sentados en la mesa de desayuno. Nos separan 20 centímetros pero sus voces me llegan como un eco lejano porque estoy con los cascos. También intuyo el sonido de la brisa que me acaricia la cara y los pies. El conjunto es muy agradable.

Desde mi posición horizontal, me cuesta creer que esté aquí, de viaje y acompañada. Me es difícil recordar algo con nitidez de estos últimos meses. Sé que he pasado el confinamiento en Madrid junto con mi chico. Sé que hemos estado bien, sanos, y que el parón me ha servido para calmar la ansiedad por la falta de trabajo como actriz. Sé que he disfrutado de ese tiempo. Pero no recuerdo nada más con claridad. Ni cuánto duró, ni cómo hicimos para estar encerrados tanto tiempo y, si me apuras, no sé ni cómo he llegado hasta aquí.

Para mí, no ha habido término medio. En confinamiento fui progresivamente buscando cómo ser productiva y cómo continuar estando activa como artista. Es fuerte que hasta cuando el mundo para, es difícil que nos demos el permiso a nosotros mismos para no hacer nada, ¿no? Tras el confinamiento, las ganas de crear se han convertido en meterme en un montón de proyectos, llenando horas y horas de mis días, mientras hacía trabajos de ganar dinero en el resto del tiempo. Porque eso es lo que nos pasa a la mayoría de los actores. Que vivir de nuestros proyectos suele ser difícil y las horas empleadas en desarrollar nuestros ‘’yoes’’ artísticos suelen ser las que no utilizamos para ganar el dinero de supervivencia.

Estoy reflexionando mucho sobre eso estos días. Sobre cómo ser actriz y no morir en el intento. Para mí, ser actriz o actor es de valientes. Vivir siempre para esos escasos momentos en los que puedes desarrollarte, es de valientes. Saber encajar las constantes frustraciones de esta profesión para poder saborear la miel de un personaje de vez en cuando, es de valientes. Y renunciar en algún momento al sueño que tira tanto por una vida más estable, también es de valientes. Y me acabo de dar cuenta de que va a ser que de esto es de lo que va esta entrada en el blog. De la valentía.

Mis amigas y amigos actores, son gente muy fuerte. Están en constante búsqueda. Muchos nos enfadamos con el universo cuando llevamos tiempo trabajando en cosas que nada tienen que ver con la actuación. Muchos otros han aprendido a vivir en armonía con los tiempos en los que las oportunidades les vienen. La mayoría no espera a que les llegue ‘’la llamada’’ que les cambiará la vida. Trabajan en lo que sea. Parques de atracciones, se montan sus compañías, escriben cortos, actúan para 100 personas en espacios de lo más diversos, hacen talleres, cursos, seminarios, coach,… cualquier cosa que les permita sentirse artistas. Y eso, es de valientes.

Mi deseo es que algún día, mis amigas y amigos valientes puedan dejar sus trabajos de superviviencia y vivir de su arte. Mi deseo es que me pase a mí también. Ojalá les llegue ‘’La llamada’’. Y ojalá alguno de sus proyectos personales llegue a miles de personas. Ojalá no tengan que volver a poner copas, vender casas o vender ropa.

Es Julio de 2020 en este post-confinamiento. Y desde mi hamaca en esta casa cerca de la playa en algún punto de la geografía española, nos deseo que podamos desarrollarnos como queremos. Ser como Eva, Juanje y Jaime es de valientes. Y como Clara, Tábata, Lucía, Joan, Ana, Pedro, Ari, Viole, Pilar, Nico, Inés, Jero, Nerea, June, Torres, Jorge, Mati, Andrea, Gaizka, Miguel, Raúl, Manu, Olaya, Pepe, Marta, Ainhoa, Elena, Fer, Eli, Javi, Lu, Eva, Kim, Jorge, Olivia, Silvia, Iván, Cayetano, Raquel, Fanny, Isa, Juán etc.

Os celebro a vosotros y a vuestro arte.

Laura Ledesma

Actriz y productora.

Comparte este artículo vía…

¿Tienes una idea o quieres salir en nuestro blog?